PROGRAMAS DE INTELIGENCIA EMOCIONAL

MOVILIZA LA ENERGÍA ORGANIZACIONAL

Nadie quiere verse cuestionado sobre cómo lleva su organización o equipo, aunque los líderes son cada vez más conscientes sobre el coste económico que representa la falta de competencias socio-emocionales que ayuden a movilizar la energía colectiva. 

Desde la aceptación inicial de la situación, y con el máximo respeto y rigor se hace un análisis de las necesidades, dirigiendo el foco hacia estrategias concretas que permiten movilizar la energía colectiva de la organización hacia las zonas más convenientes –según escenarios- y productivas.

Mediante herramientas concretas se mide el nivel de Inteligencia Emocional global en la organización. Luego, se diseña un plan de acción que favorece que la energía de las personas fluya hacia los objetivos del equipo/organización, y se vela para que las conductas repitan patrones sobre cómo sacar mejor partido en función de los contextos.

Como líder uno se debería preguntar: ¿Qué tipo de energía predomina en mi organización?, ¿hasta qué punto esa energía beneficia a los objetivos de la organización? y ¿cómo puedo reconducir dicha energía para que actúe en beneficio de todos?

Las estructuras del cerebro en interacción con los contextos sociales moldean las maneras de hacer y cómo nos relacionamos. La organización es un micro-mundo social que influencia la predisposición, motivación y la atención de las personas. En función del tipo de energía de la organización, ésta influirá en su cultura, en sus modos de proceder, de relacionarse, y como no, en los resultados finales.

Los dirigentes organizacionales han de reflexionar sobre: cómo identificar la energía organizacional, cómo reconducirla, avivarla, apaciguarla,… En definitiva, cómo manejar la energía colectiva para estimular o apaciguar la adaptación de sus colaboradores y conseguir resultados deseados, sin que ello suponga una merma para sus colaboradores.

Una de las claves es crear climas organizacionales positivos, indispensables para movilizar lo mejor de cada personas (creatividad, orientación al logro…), o dicho de otra manera Entornos Emocionalmente Inteligentes.

¿Qué aporta este programa?

– Medición del Clima Emocional de la organización / equipo antes y después.
– Tomar conciencia de la importancia del clima y la energía organizacional.
– Conocer las 4 zonas de la energía de cualquier organización y cómo actúan.
– Conocer estrategias para movilizar al personal hacia zonas productivas.
– Crear patrones de resonancia positiva que fomentan satisfacción y rendimiento.
– Fomentar la sintonía positiva entre los participantes.
– Desplegar estrategias que movilicen la energía organizacional dependiendo del momento y contexto.
– Fomentar formas de actuación alineadas a parámetros positivos y resonantes que impulsan acciones efectivas.
– Evitar caer en tendencias negativas que distorsionan y dispersan la energía organizacional, o mantienen un status quo de conformidad que termina mermando capacidades y proactividad.
– Saber liberar y direccionar la energía organizacional para lograr el máximo rendimiento, y velar por el bienestar de todos/as.

Y además:

– Recursos de apoyo.
– Contacto permanente con el facilitador.
– Técnicas específicas que facilita cómo lograr los objetivos.

¡Cada participante adapta los contenidos de las sesiones a sus necesidades e intereses!

Duración del programa: 

24h repartidas en 4 sesiones de 6h.

¡Cada participante adapta los contenidos de las sesiones a sus necesidades e intereses!

Duración del programa: 

24h repartidas en 4 sesiones de 6h.

PROGRAMAS DE INTELIGENCIA EMOCIONAL

DESARROLLA LA INTELIGENCIA EMOCIONAL DE TU ORGANIZACIÓN / EQUIPO

Algunas personas hacen el esfuerzo por conocerse…, pero pocas toman consciencia de la repercusión de sus acción y sentires sobre los demás; y en el peor de los casos puede llegar a importarles poco. Esto tiene una nefasta repercusión sobre todo si la persona genera dinámicas nocivas, y mucho más si tiene poder formal sobre otros.

La relación que una persona mantenga consigo misma y con los demás es un eje primordial en cualquier organización, que quiera garantizar resultados positivos y sostenidos en el tiempo.

¡TE PROPONGO NUEVAS FORMAS DE SER INTELIGENTE EN TU EQUIPO!

Porque el cerebro emocional aprender y trabaja de una manera bien diferente a la mente pensante, porque las emociones determinan las acciones, porque el subconsciente percibe mucha más información de la que imaginas y nos influencia, porque la falta de confianza en la relaciones disminuye la efectividad en la comunicación…y porque espacios de seguridad y apoyo generan relaciones sociales más eficaces y productivas.

La neurociencia explica los motivos de porqué la Inteligencia Emocional es tan funcional para la persona y sus relaciones.

Emociones como la angustia, preocupación, miedo, ansiedad… tienen unos efectos bien distintos a: satisfacción, tranquilidad, esperanza, alegría, sentirse aceptado, fluidez…

Estás en el programa para conseguir que tu gente gestione de manera eficaz sus emociones, para que sepan cuidarse y cuidar a los demás, para que sepan velar por lo que más importa a la organización: buenos resultados y climas funcionales.

Los sentires emocionales pueden facilitar el camino hacia los objetivos del equipo o pueden obstaculizarlos.

¿PARA QUÉ BUSCAR SOLUCIONES TECNOLÓGICAS A SITUACIONES QUE SON PROFUNDAMENTE HUMANAS?

EL DESARROLLO DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL FAVORECE CLIMAS ORGANIZACIONES MÁS SANOS Y SINCEROS, SE FAVORECE LA COMUNICACIÓN INTERNA, SE MOVILIZA LA MOTIVACIÓN AL LOGRO DEL CONJUNTO Y SE CIMENTAN LAS RELACIONES.

¿Qué aporta este programa?

– Desarrollo Habilidades en Inteligencia Emocional del Modelo de Salovey y Mayer.
– Uso del medidor del estado emocional para trabajar la conciencia y autoeficacia emocional.
– Aprender Técnicas para la auto-regulación emocional y mejorar el bienestar personal.
– Auto-conocimiento sobre tendencias de pensamientos y creencias propias, y así saber cómo condicionan el propio comportamiento y la experiencia emocional.
– Conocer la utilidad y funcionalidad de las emociones, es decir, saber cuándo usarlas en función de la actividad que se realice.
– Técnicas que facilitan la relación con los demás: técnicas de comunicación verbal y no-verbal, Modelo X,YZ, etc.

Beneficios de la Inteligencia Emocional:

Competencias Personales

– Aumento de la conciencia emocional
– Valoración positiva de uno mismo
– Aumento de la confianza
– Autorregulación emocional
– Adaptabilidad
– Orientación al logro
– Optimismo e iniciativa
– Transparencia

Competencias Sociales

– Empatía
– Conciencia Colectiva
– Capacidad de influencia
– Liderazgo
– Desarrollo de los demás
– Gestión de conflictos
– Afianzar relaciones de calidad
– Trabajo en equipo

Duración del programa: 

24h repartidas en 4 sesiones de 6h.

Duración del programa: 

24h repartidas en 4 sesiones de 6h.